Imagen

INTERCAMBIO DE OPINIONES PREGUNTAS RESPUESTAS PROPUESTAS…EN EL ATENEO DE LA LAGUNA.

E

May 13 2018

Sanidad elimina a muchos pacientes de las Listas de Espera sin explicación

 

Desde hace unas 3 semanas, y coincidiendo con la publicación por esas fechas en algunos medios de nuestra denuncia acerca de los elevados tiempos de espera para las consultas con especialistas, estamos viendo personalmente una serie de casos, y teniendo noticias de otros muchos, de “desaparición”, en el sistema informático del Servicio Canario de la Salud, de las citas con especialistas más tardías que el 31 de diciembre de 2018, ya sean estas para cirugía, especialidades médicas o pruebas diagnósticas. Al parecer se circunscribe esta maniobra, que atenta contra la mínima transparencia de la que disponía el personal facultativo para hacer seguimiento de la ruta de sus pacientes por el sistema, a la zona norte del Área de Salud de Tenerife dependiente del HUC, aunque no ponemos las manos en el fuego por esta impresión ya que si hay constancia de que se está haciendo en la zona referida, nada nos impide pensar que pueda hacerse en cualquier lugar de nuestro archipiélago.

Y constancia tenemos del caso de RDMD con cita para Dermatología en mayo de 2019, borrada del sistema. De GNPR con cita para Neurología en 2019, borrada. De LTFR con cita para Neurocirugía en 2021, borrada del sistema. De GNHR con cita para Cardiología en 2019, borrada. De GRND con cita para Cirugía Vascular en 2019, borrada. De PRGN con cita para Neurofisiología en 2019, borrada. De TRGR con cita para Neurocirugía en 2021, borrada. De RDCH con cita para Cardiología en 2019, borrada. De HRDZ con cita para Neurología en 2019, borrada del sistema……Y así hasta contabilizar cientos, si no miles de citas. A día de hoy se siguen dando citas para fechas posteriores al 31 de diciembre de 2018 pero la misma solo consta en el papel que le imprimen en administración al paciente, el cual si se diera el caso de perderlo, tendría que olvidarse de la cita ya que no constaría en ningún lado. En otros muchos casos ni siquiera disponen del papel ya que se les comunican vía telefónica. Todo esto supone para los pacientes una total incertidumbre respecto a la cita, ya que al no constar en el sistema informático podrán no ser atendidos en su momento.

Es evidente que la Consejería de Sanidad ha puesto en marcha una gran operación de “maquillaje” de cara al obligado corte informativo sobre Listas de Espera que va de enero hasta el próximo mes de junio inclusive. Como son incapaces de resolver el problema, o no les interesa hacerlo para seguir con su política de descapitalización, desprestigio y desmantelamiento, optan por continuar con el engaño a la población canaria, le dan citas para fechas escandalosamente tardías, pretenden que tales fechas no sean objeto de fiscalización ni por los profesionales ni por los pacientes y además cuadran la mentira con unas L.E. muy aligeradas. Por nuestra parte queremos poner de manifiesto que tenemos datos suficientes para demostrar lo que estamos afirmando, aunque por la protección de datos, nos limitemos ahora a una pequeña relación de pacientes con tan solo sus iniciales y la lista de espera en la que estaban incluidos y dejaron de estarlo por arte del “maquillaje”.

Hay un oscurantismo manifiesto en cuanto a las L.E., lo que da pie a que se puedan realizar acciones de maquillaje en las mismas. En la Lista de espera quirúrgica (LEQ) están los pacientes pendientes de un procedimiento quirúrgico diagnóstico o terapéutico aceptado por el paciente y para cuya realización se tiene prevista la utilización de quirófano en alguno de los hospitales de referencia. Se diferencia entre pacientes en espera estructural, aquellos que en un momento dado, se encuentran en situación de ser intervenidos quirúrgicamente y cuya espera es atribuible a la organización y recursos disponibles, y pacientes en espera no estructural donde van ubicando a aquellos que rechazan la intervención en centros concertados, aplazamientos por otros motivos, no localización “puntual” al llamarlo desde el servicio de admisión (cosa más frecuente de lo que parece), etc. Esta última espera no aparece en la información oficial de listas y constituye una forma de maquillarlas.

En relación con esto último cabe apuntar que a pacientes en L.E. para Neurocirugía del HUC, se les oferta o mejor dicho presiona, desde el Servicio de Admisión, con que serían intervenidos por el Jefe del Servicio del HUC en la clínica Vida de La Orotava. Y ya, en el colmo de los colmos, tenemos confirmación de que, burlando toda legalidad y normativa al respecto, la L.E. de Neurocirugía del HUC en realidad se está gestionando por la entidad privada Hospital de San Juan de Dios, como puede deducirse del documento que adjuntamos, ante el cual cabe preguntarse si hay acuerdos de este tipo con otros centros concertados. Esta es la asombrosa e indignante realidad de la gestión que el equipo de Baltar está haciendo de nuestra Sanidad Pública.

Una fórmula de maquillaje, empleada anteriormente, pasa por no incluir en las L.E. a paciente alguno durante un par de meses. Otra forma de maquillaje es abrir una nueva agenda para una determinada especialidad, una especialidad que semanas antes tenía  más de un año de lista de espera comienza a dar citas para pocas semanas o meses, pero en cambio el usuario al que se le ha dado cita semanas atrás seguirá esperando un año. También están los “cierres temporales de las agendas”. Un médico de familia remite a un paciente a una determinada especialidad y en administración se le dice que la agenda de esa especialidad en concreto está cerrada. No se le puede dar cita pero se le invita a seguir acudiendo al centro de salud con asiduidad, en previsión de que estas agendas “se abran” y así poder obtener una fecha para su cita.

Estas intolerables listas de espera hacen que muchos usuarios acudan en busca de citas o pruebas complementarias al ámbito de la sanidad privada. Es evidente que mientras las listas de espera de las especialidades tengan la infame demora que tienen actualmente, las consultas de especialidades en el ámbito privado seguirán teniendo muchos beneficios.

Por todo ello, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias va a proseguir esta semana con las movilizaciones de la Marea Blanca, el próximo sábado día 19 habrán manifestaciones por una Sanidad Pública de calidad y porque la Salud es un derecho, no un negocio.

En Canarias a 14 de mayo de 2018

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

May 06 2018

Los datos de la gestión de Baltar requieren la reacción definitiva de la ciudadanía

Tras estudiar los datos que la Consejería de Sanidad nos ha tenido que proporcionar en base a nuestra exigencia conforme a la Ley 12/2014, de Transparencia y de Acceso a la Información Pública, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias puede hacer público que lo fundamental y particularmente relevante, desde el punto de vista de la gestión política del Consejero Baltar, se puede resumir en que sin dudas la misma ha arrimado el ascua a la sardina de los intereses de su antigua empresa el Grupo Hospitales San Roque del que era Director de Operaciones cuando accedió a la titularidad de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Sin dudas tal cosa ha ocurrido con el incremento producido en el Gasto en Actividad Concertada en Gran Canaria entre el 2º semestre de 2016 y el correspondiente de 2017. En las derivaciones hechas desde el Hospital Dr. Negrín, el gasto pasa de 13.798.475,05 € a 14.869.211,28 €. Sin embargo la antigua empresa de Baltar pasa de 1.871.650,71 € a 3.186.082,36 €, es decir un incremento superior al incremento global, un 123% del mismo, que se lo lleva la empresa San Roque a costa evidentemente del resto de entidades concertadas. En las derivaciones del Complejo Hospitalario Insular Materno Infantil, el gasto pasa de 12.520.906 € a 14.866.822,12 €. La antigua empresa de Baltar pasa de 3.157.846,08 € a 4.667.736,36 €, es decir el 64% del incremento. En el HG de Fuerteventura de los 11.159,06 € de incremento en la actividad concertada el 31,5% corresponde a San Roque constituyendo un dato excepcional, por su comedimiento, en relación a los mencionados respecto a los grandes hospitales de Gran Canaria.

Si ya constituye un escarnio para la sufrida ciudadanía que soporta una sanidad pública recortada, descapitalizada hacia la sanidad, no lo olvidemos, lucrativa privada que en el año 2017 se llevó la friolera de 270 millones de euros públicos a su cuenta de resultados y que en el año en curso, si no lo evitamos, seguro que se sigue incrementado, los datos de una gestión que además pasa por encima de conflictos de intereses y de las más mínimas consideraciones éticas deben despertar en una ciudadanía digna el afán de hacer justicia que en este caso pasa por exigir el cese del consejero. Para ello nada mejor que la expresión de empoderamiento participando masivamente en las próximas manifestaciones del 19 de Mayo en las islas en las que haya convocatoria, ya en Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote y Tenerife. Ante la inoperancia del Parlamento, la reacción de la ciudadanía será la definitiva respecto a los hechos señalados.

Pero la movilización va mucho más allá que el necesario cese de Baltar, porque lo que tenemos que derrotar son las políticas que también desde antes de este consejero se han venido aplicando por los sucesivos gobiernos de Canarias y que han llevado al Servicio Canario de Salud a la pérdida de miles de puestos de trabajo, la precarización de las condiciones laborales, el cierre de camas, la paralización de nuevas obras, el incremento de las listas de espera, el colapso de las urgencias, la reducción muy acentuada del presupuesto de Atención Primaria, el deterioro de nuestros hospitales públicos, que se encuentran a la cola de los del Estado Español, el abandono de las políticas preventivas y de salud pública, con el consiguiente incremento del gasto en farmacia y tecnología sanitaria, la insatisfacción de los usuarios, etc. La política de desmantelamiento de la sanidad pública y de privatizaciones está repercutiendo en la salud de la ciudadanía canaria ya seriamente afectada al sufrir niveles de paro y de pobreza escandalosos y con unos salarios y pensiones por debajo de la media del Estado español.

Por todo ello, por una Sanidad Pública de calidad y porque la Salud es un derecho, no un negocio, salgamos a la calle el 19 de Mayo de 2018.

En Canarias a 7 de mayo de 2018

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

Abr 24 2018

Ahora más que nunca son necesarias las Mareas Blancas

A principios de 2017 se encendieron todas las alarmas en Canarias con el nombramiento como Consejero de Sanidad del Vicepresidente de la patronal de sanidad privada ASPE (Alianza de la Sanidad Privada Española) y Director gerente de Clínicas San Roque, José Manuel Baltar, llevando a la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias a hacer un llamamiento para la activación de Mareas Blancas en el archipiélago que se empezó a concretar en una primera reunión el 10 de febrero de 2017. Ahora puede decirse que, frente a quienes nos acusaban de prejuzgar la gestión de Baltar, nuestras predicciones se están cumpliendo.

Cuando comenzó esta andadura de la Consejería de Sanidad nos llamó la atención que se destituyera a un Consejero por que “llevaba a la bancarrota al Sistema” justamente cuando quería poner en orden las relaciones con la Sanidad Privada y más todavía nos llamó la atención que la alternativa fuera un prominente representante del Sector Privado. Si miran la Hemeroteca verán que no tuvimos dudas sobre lo que no cabía duda alguna ya que era evidente la tarea que iba a desempeñar el nuevo Consejero, apretar el acelerador de la privatización de la Sanidad Canaria.

 

El tiempo, y la Audiencia de Cuentas, nos dio la razón, al certificarse que no había déficit y temas como el del privatizado Servicio de Medicina nuclear del Negrín, el fraude laboral con el personal sanitario de ambulancias del sur de Gran Canaria, por cierto con sentencia a favor de los trabajadores, y por último el tinglado de las nuevas concertaciones, que favorecen de modo escandaloso a sus antiguos (???) patronos de San Roque y demás patronal privada, confirman nuestras advertencias y nos reafirman en la denuncia encaminada a lograr parar la actual deriva.

 

Deriva que tiene en las normativas relacionadas con la “regulación” de los conciertos otro elemento que evidencia el plan meticuloso y sistemático, pero muy poco presentable desde el punto de vista del conflicto de intereses, que está desarrollando Baltar para potenciar al máximo la política de conciertos. Y no hablemos de  buena ética simplemente porque esos decretos los firme el Consejero de Agricultura y Pesca, que a pesar de problemas como el del plátano o los pesqueros, tiene tiempo para estudiar y resolver los de la sanidad. La buena ética hubiera sido la de empezar por no aceptar el cargo, seguir por no favorecer a sus antiguos patronos y terminar por ajustarse a la regulación establecida para la reincorporación a la empresa privada sin fórmulas “express” como la planteada a su medida por el Gobierno de Canarias.

 

Todo lo dicho nos carga de razones para llamar a las fuerzas políticas a exigir el cese del consejero, algunos partidos políticos han puesto el grito en el cielo,  nos parece bien, pero son ellos ahora quienes tienen la pelota en su tejado, son ellos los que inexcusablemente tienen que promover un pronunciamiento claro del Parlamento, investigando y censurando para forzar el cese, otra cosa que sea tan solo hablar, vociferar etc. son fuegos de artificio que nada resuelven.

 

La ciudadanía y el personal sanitario que ven como  las mejoras en Salud así como las mejoras profesionales junto con el dinero de la Sanidad Pública Canaria se van a manos privadas, tienen que decir BASTA para sanear la Política en Canarias. El último informe (2018) de la Comisión Europea sobre Calidad de Gobierno, elaborado por la Universidad de Gotemburgo nos dice que Canarias, de entre todas la CCAA, está la última en Calidad de Gobierno, la peor en Corrupción y la tercera por la cola en Imparcialidad.

 

Porque no creemos que Canarias se merezca estos honores y porque ante un deterioro nunca visto en la Salud de la población canaria se requiere una respuesta contundente, LLAMAMOS a la movilización masiva de la ciudadanía, de las personas a título individual y de los colectivos sociales, profesionales, asociaciones de enfermos y de familiares, organizaciones sindicales e instituciones PARA QUE EL PROXIMO DIA 19 DE MAYO, EN LA CALLE, CON UNA SOLA VOZ DEFIENDAN UNA SANIDAD PÚBLICA CANARIA, UNIVERSAL, GRATUITA Y DE CALIDAD.

En Canarias a 25 de abril de 2018

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias  

 

Abr 15 2018

La espera para especialidades médicas en La Laguna sigue batiendo todos los récords

En el momento actual las listas de espera para algunas especialidades médicas en el Centro Ambulatorio de Especialidades Médicas (CAE) de San Benito en La Laguna y en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) superan el año de tiempo de demora para las citas. Esto no es nada nuevo, ya lo denunciaba la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias en noviembre de 2016, con el Consejero Baltar la situación no ha mejorado sino que incluso ha ido a peor.

El CAE de La Laguna es el centro de referencia para la mayor parte de las especialidades médicas para los usuarios de los municipios de La Laguna, Tegueste, Tacoronte, El Sauzal, La Matanza y parte del municipio de El Rosario. Una pequeña parte de las especialidades médicas no se encuentran en dicho CAE y los pacientes son valorados en las consultas externas del propio HUC. En las dos modalidades se dan listas de espera, a día de hoy, absolutamente intolerables. Las especialidades de Neurocirugía, Oftalmología, Dermatología, Cirugía Vascular y Otorrinolaringología se llevan la palma en este triste ranking.

En noviembre  de 2016 la espera para Neurocirugía era de un poco más de 2 años, actualmente la cita para ver a un paciente en las consultas de Neurocirugía del HUC es para marzo-abril del año 2021, es decir 3 años de espera. La especialidad de Cirugía Vascular en el HUC tiene una demora de casi 1 año, pues se están dando citas para febrero de 2019. En ambas especialidades no hay distinción entre cita ordinaria o preferente, y la consulta urgente tampoco existe, es decir, pasa ineludiblemente por el envío del paciente a las atestadas urgencias del HUC. Por ello, con estas demoras el propio SCS está contribuyendo a colapsar las urgencias hospitalarias.

En el CAE de San Benito en La Laguna las especialidades que destacan tristemente en esta intolerable demora para las citas son Oftalmología, Dermatología y Otorrinolaringología (ORL). En el caso de Oftalmología, en el momento actual las citas para que los pacientes sean valorados están para mayo de 2019. Lo mismo ocurre con la especialidad de Dermatología, cuyas citas superan con holgura el año, dándose con 15 meses de demora, es decir, para mayo-junio de 2019. Para la especialidad de ORL se están dando citas para casi un año después, en torno a febrero de 2019. Para otras especialidades, como es el caso de Traumatología, se están dando citas para enero de 2019; y la especialidad de Neumología ronda el año de lista de espera (el área norte con una población similar tiene la mitad de neumólogos que el área sur).

También hay una demora criminal en algunas pruebas complementarias, llevándose la palma las pruebas complementarias solicitadas y realizadas por la especialidad de Cardiología. Las ergometrías o  pruebas de esfuerzo, los ecocardiogramas y los Holter rondan siempre el año de demora para realizarse dichas pruebas diagnósticas. Otras pruebas complementarias con una indecente lista de espera son todas las relacionadas con Neurofisiología, poniendo como ejemplo los electromiogramas, cuya cita actualmente es para octubre de 2019.

Hay que decir, que la implantación del nuevo modelo de interconsulta virtual desde Atención Primaria con algunas especialidades médicas está funcionado razonablemente bien en algunas especialidades en las que se ha implantado, en lo que respecta al CAE de La Laguna y el HUC. Es el caso de la especialidad de Ginecología y Obstetricia, o el caso de las especialidades de Nefrología, Reumatología y Endocrinología. Cabe decir que no están al mismo nivel las especialidades de Digestivo y de Neurología.

Y hay otras, como Cardiología y de Urología, que con la llegada de la consultas virtuales en ningún modo se ha mejorado la atención al paciente ni se ha acortado el tiempo de demora en las citas. Esto es así porque las interconsultas virtuales en las especialidades mencionadas tienen en algunos casos varias semanas de retraso en su respuesta, y en la mayoría de las ocasiones se limitan exclusivamente a dar la fecha de la cita en ese momento, que habitualmente es para varios meses vista. Ante esta situación muchos pacientes acaban acudiendo a la medicina privada o plantándose en las urgencias del HUC (motu propio o enviados por su médico de familia). Un caso parecido ocurre con la especialidad de Alergología para la que igualmente la cita está en torno a un año.

Hay un oscurantismo manifiesto en cuanto a los tiempos de demora. Éstos deberían ser públicos y el no hacerlo da pie a que se puedan realizar acciones de maquillaje en la lista de espera para la atención especializada. Una forma de hacerlo es abriendo una nueva agenda para una determinada especialidad, una especialidad que semanas antes tenía  más de un año de lista de espera comienza a dar citas para pocas semanas o meses, pero en cambio el usuario al que se le ha dado cita semanas atrás seguirá esperando una año. Otra forma de maquillar estas listas de espera para las especialidades médicas es el cierre temporal de las agendas. Un médico de familia remite a un paciente a una determinada especialidad y en administración se le dice que la agenda de esa especialidad en concreto esa cerrada. No se le puede dar cita pero se le invita a seguir viniendo por el centro de salud con asiduidad, en previsión de que estas agendas se abran y así poderle dar una fecha para su cita.

Está claro que los pacientes son los principales perjudicados, pero también se ven perjudicados los médicos de familia, que se las ven y se las desean para que un paciente pueda ser valorado a nivel especializado. Estas intolerables listas de espera hacen que muchos usuarios acudan en busca de citas o pruebas complementarias al ámbito de la sanidad privada. Es evidente que mientras las listas de espera de las especialidades médicas tengan la infame demora que tienen actualmente, las consultas de especialidades en el ámbito privado seguirán teniendo muchos beneficios. Es importante añadir que es muy frecuente que los médicos especialistas que terminan viendo a los pacientes en el ámbito privado sean los mismos que trabajan vinculados al SCS y que se benefician de la gran demora que existe en la sanidad pública. Renunciar a la exclusividad por parte de los médicos especialistas supone una merma salarial que es compensada con creces con la doble actividad pública y privada. Por eso debemos defender la exigencia de que la dedicación exclusiva sea obligatoria e incompatible, por tanto, con dicha doble actividad, es decir, que se trabaje en la pública o en la privada.

 

Por todo ello la ADSPC va a proseguir esta semana con las movilizaciones de la Marea Blanca, el próximo sábado día 21 habrán concentraciones para anunciar la convocatoria de Manifestaciones por una Sanidad Pública de Calidad el 19 de Mayo. Ya está organizada la concentración de Fuerteventura y en Tenerife tendrán lugar en El Médano, Los Cristianos y en la Plaza de La Candelaria de S/C a partir de las 11 horas.

 

En Canarias a 16 de abril de 2018

 

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

Abr 01 2018

El 7 de abril, Día Mundial de la Salud, Jornada de Encuentro para organizar la Defensa de la Salud y de la Sanidad Pública de Canarias

 

 

En Canarias vivimos todos los días, tanto la población como el personal sanitario, una situación de Salud y de Atención Sanitaria lamentable, caracterizada fundamentalmente por un exceso de carga de enfermedad generada por un empeoramiento de las condiciones de vida y de trabajo que se  suma a un desmantelamiento privatizador paulatino de la Sanidad Pública cuya capacidad de respuesta está en franco deterioro.  Esas son las causas, las consecuencias las comprobamos en los Servicios de Urgencias, en las Listas de Espera, en las consultas….y en las complicaciones y sufrimiento añadido a los distintos padecimientos de nuestra ciudadanía.

 

Con una prevalencia del 33,9% de hipercolesterolemia, frente a la media estatal del 23%, siendo la primera comunidad en mortalidad cardiovascular de todo el Estado español. Con una de las cifras más altas de incidencia y la mayor mortalidad por cáncer de mama. Con una mortalidad por Diabetes 2 veces y media mayor que la media estatal, sufriendo la población canaria  por esta enfermedad  el triple de complicaciones. El 24,4% de la población canaria padece el síndrome metabólico (es decir obesidad, diabetes e hipertensión) que termina por llevar a la insuficiencia renal y a la necesidad de diálisis y de trasplante renal. Todo ello pone de manifiesto la necesidad de un claro avance hacia otro modelo de atención a la salud y a la enfermedad, un cambio de modelo desde el predominio de la medicina asistencial a un modelo preventivo y de promoción de la salud que también ponga el acento en la atención a la cronicidad.

 

Para lograrlo, es fundamental abordar un plan estratégico participativo (con profesionales y ciudadanía) donde la mejora de la financiación, la revisión de los conciertos con el sector privado, el fortalecimiento del sector público y la profesionalización de la gestión, deben ser pilares básicos. También el carácter universal de la cobertura sanitaria y la atención primaria.

 

Llamamos a convertir el 7 de abril, Día Mundial de la Salud, en una Jornada de Encuentro, de colectivos y sectores de la población afectados (mujeres, pensionistas, personal sanitario y en general…), para organizar la Defensa de la Salud y de la Sanidad Pública de Canarias, y que tendrá lugar ese día en el Centro de la Cultura Popular Canaria a partir de las 11:30 horas. Entre las propuestas a considerar está la de realizar una gran manifestación el sábado 21 de abril.

 

Apoyamos las movilizaciones en la sanidad planteadas para este mes de abril por plataformas, asociaciones y sindicatos, emplazando tanto al personal sanitario como a la ciudadanía a luchar por mejorar la atención de salud en nuestras islas. El próximo 7 de abril, tanto en la manifestación de Las Palmas que sale de la Plaza de las Ranas a las 11h. como en el acto de La Laguna, tendremos dos ocasiones para hacerlo.

 

“Salud para tod@s con la cobertura sanitaria universal”

(Lema del Día Mundial de la Salud 2018)
En Canarias a 2 de abril de 2018

 

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

Entradas más antiguas «

Obtener más elementos